3.3.4.7 Uso de estudios humanos hechos en el sitio

 

Las evaluaciones de riesgos, tal como se han descrito en este capítulo, siguen las directrices establecidas por la USEPA para hacer la evaluación de riesgos de línea base que fundamentarán la toma de decisiones de intervenir un sitio contaminado, de acuerdo a lo estipulado en la ley conocida como "Superfund". En esta metodología no es indispensable que se hagan estudios de salud en las poblaciones expuestas.

Si se han realizado en el sitio estudios epidemiológicos controlados o algún otro tipo de estudios sobre la salud, que se consideren adecuados, se deberán utilizar para reforzar las conclusiones del estudio de evaluación de riesgos.

Los estudios de salud normalmente sólo proporcionan información cualitativa de los riesgos y, no siempre contienen información significativa para decidir si un sitio debe de intervenirse o no.

Se debe evitar el uso de información anecdótica o de datos provenientes de estudios que se puedan considerar sesgados. Reportes aislados, en unos cuantos individuos, de concentraciones corporales altas de substancias que se sabe existen en el sitio, no son evidencia suficiente que confirme la hipótesis de que estos individuos han recibido exposiciones significativas provenientes del sitio.

Los reportes aislados de enfermedades o síntomas en unos cuantos individuos viviendo cerca del sitio, no se pueden tomar como confirmación de la hipótesis de que las causas de los efectos sobre la salud de esos individuos son la exposición a contaminantes provenientes del sitio. Sin embargo los estudios en la población pueden ser útiles para reforzar los resultados de la evaluación de riesgos. Por ejemplo; si la evaluación de la exposición indica que la población recibe una dosis considerable de plomo prediciendo que se deben presentar niveles elevados de plomo sanguíneo y el estudio de muestreo biológico encontró que esos niveles elevados se presentaron sólo en los que estuvieron expuestos al agua contaminada del acuífero subterráneo del sitio. Esto proporciona información importante de cuáles exposiciones fueron efectivas y cuáles pueden ser las rutas significativas de exposición.

Debido a la magnitud y número de incertidumbres que se asocian a los estudios de salud y a la evaluación de riesgos, sólo es posible hacer comparaciones cualitativas entre los dos estudios.