4.3 Tecnologias de restauracion ambiental

 

En la década de los 80 y de los 90 se trabajó intensamente en el desarrollo de tecnologías para eliminar los tóxicos ambientales.

Inicialmente, la limpieza de un sitio consistía en el traslado del material contaminado a otro lugar donde era confinado o se incineraba. Estas alternativas normalmente encuentron gran oposición en las comunidades cercanas a las instalaciones de recepción y cremación.

El desarrollo tecnológico en destoxificación ambiental se ha orientado hacia el diseño de procesos físicos, químicos, biológicos o combinaciones de ellos que tengan las siguientes características:

  1. que transformen los tóxicos ambientales en substancias menos peligrosas para el hombre ya sea porqué :
    • los destruya completamente
    • disminuya su toxicidad
    • disminuya su concentración en los medios que entran en contacto con las poblaciones humanas
    • los modifique químicamente y el cambio introducido disminuya la probabilidad de que se produzcan exposiciones efectivas
  2. los riesgos para la salud durante el proceso de limpieza deben de ser tolerables
  3. los riesgos remanentes, después de terminada la restauración, deben ser iguales o menores que los establecidos en las metas de restauración.
  4. que la transformación se lleve a cabo en el sitio mismo donde se encuentran los tóxicos, de ser posible sin tener que desplazar, dentro del sitio, el medio contaminado (técnicas in situ).
  5. que logren la disminución o eliminación del peligro para la salud en tiempos y costos razonables.

En el caso de los sitios "Superfund" de los Estados Unidos, la EPA determina que tecnología se debe de utilizar en la limpieza del sitio. Normalmente recomienda, si es posible, el uso de tecnología de desarrollo reciente. Política que tiene el propósito de que al mismo tiempo que se trabaja en la eliminación de riesgos para la salud y en la conservación de la calidad del medio ambiente, se impulse el desarrollo científico y la innovación tecnológica en el área de remediación ambiental.

Las tecnologías de restauración se clasifican en dos grandes grupos:

 

  1. Técnicas tradicionales o establecidas y
  2. Técnicas innovadoras.

Las primeras son técnicas desarrolladas antes de 1980 y que se han probado que son efectivas y de uso común a escala de campo. Como ejemplo de estas técnicas están la inmovilización por vitrificación y cementación en instalaciones de confinamiento y la incineración de medios contaminados en hornos de cremación de residuos tóxicos.

Las segundas son técnicas propuestas más recientemente y que se pueden encontrar en diferentes etapas de desarrollo:

 

  • etapa de concepto (idea, investigación, pruebas de laboratorio)
  • tecnología incipiente (prueba a escala reducida)
  • tecnología utilizable (estudio piloto, estudio de demostración, uso limitado a gran escala).

Existen varias bases de datos que se van actualizando periódicamente y están accesibles vía Internet. En tales bases se proporciona información técnico-económica y sobre el estado de desarrollo de las diferentes técnicas de tratamiento de tóxicos ambientales, así como de las empresas propietarias de ellas. Por ejemplo; existe la base denominada VISITT, la base Bfss, la Enciclopedia de Técnicas Innovadoras de Restauración, etc., las cuales se pueden accesar desde las páginas electrónicas de la EPA, del Departamento de Energía y del Departamento de Defensa del Gobierno de Estados Unidos.

En la actualidad se cuenta con información de más de 100 tecnologías diferentes que se basan principalmente en los siguientes procesos.