DESCRIPCIÓN GENERAL

 

Día a día el mundo se enfrenta a la necesidad de crear una conciencia del medio ambiente. Las actividades industriales que se han vuelto necesarias para la vida moderna en los países desarrollados han generado una serie de peligros ambientales. Los países en desarrollo, al modernizarse han generado el mismo tipo de problemas, quizá más agudos debido a la falta de recursos económicos, científicos, tecnológicos y humanos que los enfrenten.

La frontera entre México y los Estados Unidos es una región donde se palpa más claramente ese futuro no deseable. La sociedad norteamericana por un lado genera y afronta los problemas ambientales que se presentan en todo el mundo desarrollado, y por otro lado, en México se experimenta lo que sucede en una sociedad en la que se produce un desarrollo industrial acelerado, sin contar con los recursos suficientes que controlen eficientemente el deterioro ecológico.

Para que la población pueda vivir y desarrollarse en un ambiente sano, los peligros deben ser prevenidos en sus orígenes o restaurar los daños ya producidos. Afortunadamente se cuenta con los conocimientos para realizar la mayor parte de estas tareas.

Los problemas ambientales se discuten en el seno de la sociedad, sin separar los problemas reales de los que están sustentados sólo en informaciones anecdóticas no comprobadas. Desafortunadamente con frecuencia se difunden en los medios de comunicación masiva los problemas ambientales en forma distorsionada, desacreditando las preocupaciones y esfuerzos legítimos de la comunidad. Es necesario que los actores sociales, incluyendo las autoridades, dispongan de métodos científicos para discriminar entre los dos extremos y poder actuar en forma responsable al tratar esta importante problemática.

Si bien, se puede encontrar abundante información científica sobre los peligros que corre el hombre al vivir en un medio deteriorado por la contaminación, muchas veces además de no estar reunida tal información, ésta se dirige solamente a especialistas en toxicología y a profesionales en otras ramas de las ciencias de la salud. Sin embargo, los miembros de la sociedad interesados en los problemas acarreados por la contaminación y en la restauración del medio ambiente, en general tienen otra formación académica.

Este libro nació del interés de la Universidad de Arizona por difundir los conocimientos en toxicología ambiental, entre los interesados en la reducción de los riesgos sociales producidos por la contaminación. Como parte de este Programa se decidió organizar cursos de difusión de la Toxicología Ambiental enfocados a la evaluación y manejo de riesgos producidos por la exposición a productos industriales tóxicos en el ambiente.

Los cursos se pensaron para audiencias formadas por funcionarios públicos, técnicos del sector de la producción y académicos en áreas diferentes de la toxicología.

El esfuerzo de la Universidad de Arizona fue apoyado por El Programa de Investigación Básica del Superfund de los Institutos Nacionales de Ciencias de la Salud Ambiental (National Institute of Enviromental Health Sciencies)

El libro se dirige principalmente a los profesionales de la ingeniería, por ser los actores en el diseño y operación de los procesos que produce la contaminación, así como de los esfuerzos para retirarla del ambiente. Este libro no descarta la posibilidad de que sea interesante y provechoso para otras personas. A los líderes de opinión los apoyará para informar y prevenir al público de los verdaderos riesgos producidos por la contaminación ambiental. A los ciudadanos en general, les ayudará a formarse una opinión para ejercer su derecho a vivir en un ambiente sano y no peligroso, ya que el saneamiento y conservación del medio ambiente redundan en la calidad de vida de la población.

Se orientó hacia evaluación de riesgos porque es la técnica que proporciona las herramientas para identificar y calificar, en forma racional, los problemas ambientales significativos. Es la base metodológica que fundamenta las estrategias de reducción de los riesgos para la salud pública a niveles que sean socialmente tolerables.

Este trabajo, en general, se enfoca a los problemas relacionados con los riesgos para la salud humana y no a los peligros para el medio ambiente mismo, aunque en el apéndice se presenta un ejemplo de como utilizar la misma metodología en el cálculo de parámetros ambientales para proteger otras especies de la biota. Para facilitar su lectura se organizó en cinco capítulos y un anexo.

La Introducción consta de dos secciones. La Sección 1.1 se escribió en beneficio de los lectores sin formación en ciencias biológicas o de la salud. Consiste en un resumen de los conceptos básicos de bioquímica y citología necesarios para entender los mecanismos, a nivel molecular y celular, por medio de los cuales los tóxicos producen daños, así como para entender las transformaciones que efectúa el organismo en las substancias extrañas que penetran sus barreras protectoras. Presenta también una descripción muy breve del funcionamiento de los órganos más importantes, involucrados en el ingreso, metabolismo y excreción de tóxicos. La Sección 1.2 define conceptos importantes de la toxicología ambiental usados en la evaluación de riesgos y en el estudio de la restauración del medio ambiente.

En el segundo capítulo denominado Toxicología Ambiental, se presentan los conceptos básicos que se consideran necesarios para comprender la derivación de los índices de toxicidad que se utilizan en evaluación de riesgos. Se dividió en cuatro secciones.

En la sección 2.1 se encontrarán aspectos fundamentales de la determinación de las concentraciones de tóxicos dentro del organismo o monitoreo biológico, así como la determinación de las transformaciones orgánicas cuantificables causadas por la exposición y que son útiles tanto para cuantificar la exposición como para medir sus efectos: los biomarcadores.

La Sección 2.2 se orienta hacia el estudio de la dinámica de los tóxicos dentro del organismo. Aquí se presentan los fenómenos que suceden desde que los tóxicos penetran a través de las superficies de contacto, entre el organismo y el medio ambiente, hasta que llegan a su blanco. Se analizan las variables que afectan el ingreso y transporte de los tóxicos, las modificaciones que les introduce el metabolismo y los mecanismos por medio de los cuales son excretados. Se presenta en forma asequible, el estudio de la variación de la concentración del tóxico con respecto al tiempo transcurrido desde que sucedió una exposición a través del modelo más sencillo de la toxicocinética.

A continuación en la Sección 2.3 se define el concepto de respuesta tóxica. Se analizan las consecuencias que tiene para el organismo la llegada del tóxico a su blanco y se enfoca en el estudio del daño celular, así como a los factores internos y externos que influyen sobre la magnitud de ese daño.

La Sección 2.4 trata de la relación que existe entre la magnitud de la dosis y la respuesta tóxica o efecto. El estudio de esta relación es una parte fundamental de la toxicología ambiental que describe, en forma cuantitativa, la relación que existe entre la magnitud de los daños producidos y la cantidad de tóxico contactado. Se describe cómo se usa tal información para derivar los índices de toxicidad, que son la medida de la peligrosidad de una substancia usados en la evaluación de riesgos.

Evaluación de Riesgos Ambientales, se tituló al tercer capítulo que estudia la estimación de la exposición y la caracterización de los riesgos, decidimos dividirlo en tres Secciones.

La Sección 3.1 define los términos evaluación, análisis y manejo de riesgos.

La Sección 3.2 presenta la dinámica de los tóxicos en el medio ambiente y en su relación con las poblaciones humanas que pueden quedar expuestas a esos tóxicos, y tiene como propósito la descripción de la metodología para llegar a la evaluación de las exposiciones que enfrentan los individuos y las poblaciones.

La manera de caracterizar los riesgos para la salud de la población, provenientes de la presencia de tóxicos en el ambiente de un sitio determinado, se encuentra en la sección 3.3.

La Corrección Ambiental conforma el capítulo cuarto, que presenta la forma de diseñar la intervención de sitios contaminados con el propósito de eliminar, reducir o controlar los tóxicos ambientales que puedan representar un peligro para la salud de la población. Consta de dos Secciones.

La Sección 4.1 presenta cómo se puede usar la caracterización de los riesgos para fundamentar la decisión de intervenir un sitio, establecer las metas del proceso de intervención y evaluar las alternativas tecnológicas para llevar a cabo la restauración del ambiente contaminado.

La Sección 4.2 es un resumen de las principales tecnologías innovadoras para eliminar tóxicos del medio ambiente. Se describen los principales resultados de los esfuerzos de innovación tecnológica para restaurar el ambiente, sin trasladar los substratos contaminados fuera del sitio. Los métodos se denominan de restauración in situ, si los medios contaminados se tratan en el lugar en que se encuentran y, de restauración ex situ, si se desplazan dentro del sitio mismo para su tratamiento.

Las metodologías para caracterizar los riesgos y para diseñar la restauración ambiental de un sitio contaminado, que se describen en este trabajo, son las que requiere la Agencia para la Protección Ambiental del Gobierno de los Estados Unidos (EPA) para aprobar y diseñar la limpieza de los "Sitios Superfund".

La quinta parte trata la prevención de la contaminación. Es obvio que es más conveniente evitar la emisión de tóxicos al ambiente que tener que retirarlos de los medios contaminados, una vez que ya representan un problema para la salud. Está dividida en dos secciones. La primera discute los problemas que se enfrentan al tratar de evitar la contaminación en la ausencia de información toxicológica, y la segunda se centra en los métodos para estimar toxicidades y propiedades de transporte de substancias en el ambiente y de cómo se aplica la metodología de evaluación de riesgos para diseñar e implementar estrategias de prevención.

El anexo presenta en la Sección 6.1 ejemplos numéricos de cálculo de dosis suministradas y de caracterización de riesgos, en la Sección 6.2 una copia de uno de los archivos de la base electrónica IRIS y la Sección 6.3 es un ejemplo del uso de la metodología de evaluación de riesgos para calcular la concentración ambiental tolerable de DDT en la exposición de peces.

Esperamos que todos estos conceptos sean de gran beneficio para quienes trabajan previniendo, enfrentando y/o contrarrestando los procesos de contaminación, así como para todas aquellas personas que sin estar involucradas directamente, sus actividades influyen en que todos disfrutemos de un ambiente sano.